Usamos cookies para analizar el tráfico de esta web. Al seguir navegando en este sitio permites su uso. Leer más.

Usamos cookies para analizar el tráfico de esta web. Al seguir navegando en este sitio permites su uso. Leer más.

Alejandra Pizarnik

(1936, Buenos Aires-1972, ibídem) Poeta argentino. Sus obras poéticas pertenecen al movimiento neosurrealista y demuestran un espíritu rebelde que roza la autodestrucción. Entre sus obras más destacadas están La tierra más ajena (1955), Árbol de Diana (1962) y Extcción de la piedra de locura (1968).

Alejandro Pisarnik nació en el seno de una familia de inmigrantes rusos que perdieron su apellido original, Pozarnik, al instalarse en Argentina. Tras estudiar filosofía y periodismo (que no completó), Pisarnik comenzó su formación artística con el pintor surrealista Juan Butler Planas. De 1960 a 1964 vivió en París, trabajó en la revista Cuadernos, tradujo y escribió crítica literaria, y continuó su formación en la prestigiosa Sorbona; también fue autora de Les Lettres Nouvelles y de otras revistas europeas y latinoamericanas, donde fue miembro del comité de autores extranjeros. Durante su estancia en Francia, entabló amistad con el escritor Julio Cortázar y el poeta mexicano Octavio Paz, que prologó su colección de poesía Albor de Diana (1962).

A su regreso a Argentina publicó algunos de sus trabajos más destacados, y sus servicios fueron reconocidos con las prestigiosas becas Guggenheim (1969) y Fulbright (1971), que no llegó a completar. En los últimos años de su vida, una grave crisis depresiva la llevó a intentar suicidarse varias veces. Pasó los últimos meses de su vida en un hospital psiquiátrico de Buenos Aires; el 25 de septiembre de 1972, mientras estaba de vacaciones durante el fin de semana, se suicidó tomando una sobredosis de sodio de Saigón. Tenía 36 años.

Publicó sus primeros libros en la década de 1950, pero no fue hasta El árbol de Diana (1962), El trabajo y la noche (1965) y Extrayendo la piedra de la locura (1968) cuando Alejandro Pisarnik encontró su tono más personal, simultáneamente un arrebato de automatismo surrealista y un deseo de precisión racional. Es en esta tensión en la que se mueven los poemas, deliberadamente poco enfáticos y a menudo incluso desprovistos de forma, como notas sugerentes y crípticas en un diario personal. Su poesía, siempre tensa, a veces lúdica, a veces visionaria, se caracteriza por la libertad y la autonomía creativa.

Su obra lírica incluye siete libros de poesía. la tierra más ajena (1955), La última inocencia (1956), Las aventuras perdidas (1958), Árbol de Diana (1962), Los trabajos y las noches ( 1965), Extracción de la piedra de locura (1968) y El infierno musical (1971). Tras su muerte, se publicaron varias ediciones de sus obras, entre ellas Textos de sombra y últimos poemas (1982), que incluía la obra de teatro Los poseídos entre lilas y la novela La bucanera de Pernambuco o Hilda la polígrafa. además, todas sus obras fueron publicadas por Textos de sombra. los artículos se reimprimieron en la Colección de Obras Completas (1994); sus cartas se recogieron en la Correspondencia (1998).

Notificarme de próximos comentarios
Notificarme de (elija la opción preferible)
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments